Sustancia Extraña Encontrada en la Luna

 Sustancia Extraña Encontrada en la Luna

Científicos chinos revelan, por fin, la naturaleza de la extraña sustancia encontrada en la cara oculta de la Luna

Los análisis, que no son concluyentes, indican que podría tratarse de cristales formados tras el impacto de un meteorito.

En julio del año pasado, el rover chino Yutu 2, parte de la misión lunar Chang 4, descubrió en la cara oculta de la Luna una extraña sustancia coloreada, de naturaleza desconocida y «similar a un gel». El hallazgo no fue comunicado por las autoridades chinas hasta septiembre. Desde entonces, investigadores de todo el mundo han tratado repetidamente de conocer más detalles sobre el misterioso material, pero los científicos de la misión se negaron una y otra vez a compartir los resultados de sus análisis.

Ahora, un año después, los científicos chinos han publicado, por fin, un artículo en Earth and Planetary Science Letters en el que explican qué fue lo que encontró su rover. El inesperado hallazgo hizo que el año pasado se suspendieran las actividades previstas del rover, que se centró en averiguar la naturaleza del viscoso material, algo nunca visto antes sobre la superficie lunar.

Hasta el momento, y aparte de algunas fotografías, los únicos datos disponibles eran los que aparecieron hace un año en Our Space, una publicación de divulgación científica en idioma chino, que describió la sustancia usando el término ‘胶状 物’ (‘jiao zhuang wu’), que se puede traducir como «parecido a un gel».

Sin embargo, tal y como especulaban muchos científicos basándose en las fotografías disponibles, no se trata de un gel, sino de roca. En su artículo, Gou Sheng y sus colegas analizaron los datos de las cámaras panorámicas de de prevención de riesgos del Yutu 2, así como los del espectrómetro de infrarrojo visible del rover y confirmaron la naturaleza sólida del brillante material.

En su artículo, los autores describen la sustancia como una brecha de fundición de impacto de color verde oscuro y brillante y que mide 52 por 16 cm. Por sus características, es muy posible que se trate de cristales, que generalmente se forman debido al calor generado por el impacto de un meteorito o por una erupción volcánica.

Según los investigadores chinos, la brecha (fragmentos rotos de varios minerales cementados entre sí) se formó por soldadura como consecuencia de un impacto violento. El material, escriben los investigadores, se parece a las muestras de brecha derretida de impacto lunar traídas a la Tierra por las misiones Apolo de la NASA. En particular, se observan similitudes con las muestras designadas como 15466 y 70019, una comparación que ya había sido realizada anteriormente por el científico lunar Clive Neal en la Universidad de Notre Dame.

La sombra de la duda

Estos resultados, sin embargo, no son definitivos. Los propios investigadores señalan en su artículo que sus análisis se vieron limitados por el hecho de que las mediciones del espectrómetro se tomaron en unas condiciones de iluminación muy poco favorables.

Según Dan Moriarty, del Centro de Vuelos Espaciales Goddard, de la NASA, el hecho de que la misión china esté explorando un área completamente desconocida de la luna hace que las mediciones allí resulten especialmente desafiantes.

«No tenemos muestras de esa región -asegura- que ayuden a establecer los parámetros del modelo. Por esta razón, los resultados precisos de la composición del regolito presentados en este estudio pueden no ser completamente exactos. Sin embargo, los autores hacen un excelente trabajo al documentar rigurosamente su enfoque y suposiciones, para que sus resultados puedan entenderse en el contexto de este problema extremadamente desafiante».

Para Mortiarty, la interpretación de los científicos chinos de la naturaleza de la sustancia parece razonable, y coincide con interpretaciones previas basadas en las imágenes disponibles.

El artículo también presta atención a los alrededores. Los autores sugieren que el regolito lunar consiste allí en una mezcla de materiales que proceden de múltiples fuentes. La eyección de materiales del impacto que creó el cercano cráter Finsen, en efecto, se considera como la fuente principal, con posibles contribuciones del cráter Alder.

La nave Chang 4 aterrizó en la cara oculta de la Luna en enero de 2019, dentro del cráter von Kámán, de 180 km de diámetro. Actualmente, el rover Yutu 2 se prepara para su vigésimo día lunar, que dará comienzo alrededor del 14 de Julio (un día lunar dura aproximadamente dos semanas terrestres). Durante su día lunar 19, que duró del 14 al 27 de Junio, el rover chino investigó un pequeño cráter que también contiene material reflectante y que podría ser otra muestra de vidrio fundido formado durante un impacto.

(www.abc.es)

admin

0 Reviews

Write a Review

Entradas