El Pentágono inicia una nueva Misión

 El Pentágono inicia una nueva Misión

El avión espacial «secreto» del Pentágono inicia una nueva misión

Se trata del sexto vuelo del vehículo tripulado de forma remota y que lleva en su interior experimentos clasificados.

El misterioso avión espacial X-37B de la Fuerza Espacial de los Estados Unidos se acaba de lanzar con éxito en su sexta misión desde Florida. Montado sobre un cohete United Launch Alliance Atlas V, la nave con experimentos clasificados en su interior despegó del Complejo de Lanzamiento Espacial 41 en la Estación de la Fuerza Aérea de Cabo Cañaveral a las 9:14 am EDT (14.14 hora española) del 17 de mayo. Un despegue que tuvo que ser pospuesto un día debido a las malas condiciones climáticas.

Si bien el propósito exacto del X-37B es un secreto, los funcionarios de la Fuerza Espacial han revelado que la misión probará diferentes sistemas en el espacio. Algunos de esos experimentos incluyen un pequeño satélite llamado FalconSat-8, dos cargas útiles de la NASA diseñadas para estudiar los efectos de la radiación en diferentes materiales, así como semillas para cultivar alimentos en el espacio y un experimento de transmisión de energía utilizando energía de microondas.

La Oficina de Capacidades de Respuesta Rápida de la Fuerza Espacial de los EE. UU. Y la Fuerza Aérea tiene dos de los aviones espaciales X-37B en forma de lanzadera en miniatura (también conocidos como vehículos de prueba orbitales u OTV) que utiliza para misiones militares clasificadas en órbita terrestre baja. Han volado cinco misiones desde 2010, cuatro de ellas en cohetes ULA Atlas V y la quinta en un SpaceX Falcon 9.

El lanzamiento ha ocurrido solo seis meses después de que la misión más reciente, OTV-5, aterrizara en el Centro Espacial Kennedy el pasado 2 de octubre.

 

Las características del X-37B

X-37B es un miniavión impulsado por energía solar y construido por Boeing, si bien originalmente fue desarrollado por la NASA para servir como banco de pruebas de tecnología para futuras naves espaciales reutilizables y para realizar experimentos operativos que pueden ser devueltos y examinados en tierra. Recuerda mucho a una versión en miniatura de un transbordador espacial, por lo que es popularmente conocido como «Baby-shuttle».

La nave mide casi 9 metros de largo, 3 metros de altura y 4,5 de ancho. Dentro cabe, más o menos, lo que puede caber en una camioneta, si bien el espacio de carga útil ha sido ampliado para este último vuelo. Fue lanzado por primera vez en un cohete Falcon 9 el 7 de septiembre de 2017 y desde entonces ha completado cinco vuelos, el más largo el último, con 780 días en órbita.

(www.abc.es)

admin

0 Reviews

Write a Review

Entradas