Curiosidades Sobre las Jirafas

 Curiosidades Sobre las Jirafas

Curiosidades sobre las jirafas

Estos animales desarrollaron cuellos largos para alcanzar las nutritivas hojas de los árboles. Hoy profundizamos en estas fabulosas criaturas.

Las jirafas (Giraffa camelopardalis) son los mamíferos más altos del mundo. Las adultas pueden llegar a medir hasta 6 metros de altura y pesan un máximo de 2.000 kg, unas dimensiones que combinadas con su pelaje les dan un aspecto único y hermoso. Cada especie y subespecie que vive hoy día tiene un diseño de pelaje diferente entre sí. Y podemos decir más aún: cada jirafa tiene un patrón único que nunca se repite en otro individuo, al igual que nuestras huellas dactilares.

Están adaptadas de forma única para alcanzar una vegetación inaccesible para otros herbívoros. Sus vasos sanguíneos inusualmente elásticos y las válvulas especialmente adaptadas ayudan a compensar la acumulación repentina de sangre (para evitar desmayos, claramente) cuando las cabezas de las jirafas se levantan, bajan o se balancean rápidamente.

A pesar de que el hecho de que sean tan grandes sea un dato extendido, muchas personas desconocen las características que rodean a estos animales terrestres. A pesar de su impresionante estatura, las jirafas mantienen un perfil relativamente bajo, a menudo masticando hojas en silencio en el fondo mientras otros animales acaparan la atención. Sin embargo, estos animales están cada vez más amenazados que necesitan nuestra ayuda para evitar desaparecer en la naturaleza.

¿Sabías que sus «cuernos» son en realidad protuberancias cubiertas de piel y pelo por encima de los ojos que protegen la cabeza de lesiones? Se llaman osiconos. Resulta que las jirafas son una de las pocas especies que nacen con un conjunto de estos cuernos «peludos». Otro ejemplo son los machos del okapi (Okapia johnstoni).

Otra curiosidad: sus cuellos contienen la misma cantidad de vértebras que nosotros (siete), excepto que sus huesos son extremadamente alargados, lo que hace que su cuello tenga una longitud de unos 2,4 metros.

Y si bien es cierto que África es el hogar de muchos animales icónicos, una de las especies más divertidas para ver en un safari no es otra que la jirafa. Con unos movimientos siempre elegantes observar una jirafa en vivo y en directo es realmente emocionante.

¿Sabes cuántos tipos de jirafas hay? Existen cuatro especies que embellecen los paisajes africanos, y aunque son similares entre sí, cada una tiene sus propias características que con un poco de atención podemos aprender a diferenciar. Hoy las conoceremos.

 

¿De dónde procede su nombre?

El nombre científico de la jirafa es Giraffa camelopardalis, siendo el nombre de la especie camelopardalis, en latín. Camelopard es la palabra arcaica inglesa para jirafa derivada a su vez del griego antiguo que designaba a camello y leopardo, animales a los que se pensaba que se parecía a la jirafa, de ahí su nombre.

 

¿Las jirafas son solo de África?

Las primeras jirafas podrían haber evolucionado en Europa. Aunque las jirafas viven actualmente solo en el África subsahariana, diversos estudios sugieren que los antepasados de las jirafas modernas probablemente evolucionaron en el centro sur de Europa hace unos 8 millones de años. Entraron en África a través de Etiopía hace unos 7 millones de años, según expone un trabajo publicado en Transactions of the Royal Society of South Africa, y prosperaron mejor que los parientes que se mudaron a Asia y murieron unos millones de años después.

 

Selección genética

La evolución de las jirafas parece haber sido impulsada principalmente por cambios en la vegetación de los bosques a una mezcla de sabanas, bosques y arbustos. Los antepasados más altos de las jirafas habrían tenido la ventaja de alcanzar las nutritivas hojas de los árboles en este hábitat, por lo que era más probable que los individuos más altos transmitieran sus genes. Este proceso evolutivo dio como resultado animales gigantes que podían darse un festín con el follaje mucho más allá del alcance de otros animales. La seguridad ante los depredadores también es una gran ventaja: su altura significa que las jirafas pueden ver el peligro desde lejos y no es fácil para los depredadores acabar con ellas.

 

¿Cuántos tipos de jirafas hay?

Hay cuatro especies de jirafas, un descubrimiento que no dista mucho en el tiempo. Fue en 2016, cuando los científicos encontraron que los mamíferos terrestres más altos del mundo estaban divididos en cuatro especies distintas. Anteriormente, los científicos pensaban que todas las jirafas pertenecían a la misma especie, con muchas subespecies, pero esta suposición ya ha quedado fuera de toda duda. Las cuatro especies de jirafas son la jirafa del sur, la jirafa del norte, la jirafa masai y la jirafa reticulada. La jirafa del norte tiene tres subespecies (las jirafas Kordofan, Nubia y África Occidental), y la jirafa del sur tiene dos (las jirafas angoleñas y sudafricanas). Esta clasificación es adoptada por la Giraffe Conservation Foundation (GCF), que señala que se basa en el análisis genético de más de 1.000 muestras de ADN tomadas de las principales poblaciones de jirafas de África.

 

El pariente más cercano de la jirafa

La jirafa está relacionada con el okapi (Okapia johnstoni), que se encuentra en los bosques de la República Democrática del Congo. El okapi tiene una forma corporal similar a la de la jirafa, pero un cuello mucho más corto. Los okapis, al igual que las jirafas, tienen osiconos inusuales cubiertos de piel, dientes y lengua especializados y un estómago rumiante de cuatro cámaras. Curiosamente, solo el okapi macho tiene «cuernos». Ha sido apodada la «cebra de la selva» (o «jirafa del bosque») debido a las rayas blancas y negras en las nalgas y la parte superior de las patas.

 

¿Cómo se diferencian las especies?

Las diferencias entre las cuatro especies de jirafas son muchas. Tanto la jirafa masai como la jirafa reticulada se encuentran en África oriental, pero su apariencia es bastante distinta. Los parches de una jirafa masai son notablemente más oscuros y pequeños y están separados por líneas de color marrón claro. La jirafa reticulada, por otro lado, presenta grandes parches de color marrón anaranjado separados por finas líneas blancas.

 

¿Las jirafas nadan?

La forma del cuerpo de las jirafas no se presta a moverse a través del agua, y durante mucho tiempo se creyó que las jirafas simplemente eran incapaces de nadar. Sin embargo, según un estudio de 2010, sí que pueden hacerlo, aunque no muy grácilmente. El estudio encontró que una jirafa adulta de tamaño adulto flotaría en aguas a más de 2,8 metros donde podría nadar si realmente lo necesitara.

 

¿Cuánto mide una jirafa bebé?

Pues nada más nacer ya son más altas que la mayoría de los humanos adultos, con alrededor de 1,8 metros de altura. Las madres pueden dar a luz mientras están de pie, lo que significa que estas criaturas rara vez tienen una excusa para acostarse. A la hora de haber nacido, la cría puede ponerse sola de pie y caminar. A las 10 horas de su nacimiento, puede correr tranquilamente con sus familias sin ningún problema y tras una semana, comenzar a alimentarse de vegetación por sí misma. Como curiosidad, su periodo de gestación es de más de un año.

 

¿Cuánto duermen?

Aunque las jirafas son muy altas, no duermen mucho. La mayoría duermen entre 10 minutos y dos horas al día. Pero incluso cuando duermen -que ya hemos visto que es poquísimo- no se acuestan o tumban. Las jirafas se duermen de pie la mayor parte del tiempo.

 

El tarareo de la jirafa durmiente

En un estudio de 2015, un equipo de biólogos informó haber hallado evidencia de jirafas en tres zoológicos tarareando entre sí por la noche. Aún se desconoce mucho acerca de los zumbidos que emiten, que los investigadores describen como «ricos en estructura armónica, con un sonido profundo y sostenido». No está claro si realmente son una forma de comunicación, pero los autores del estudio especularon que podrían servir como llamada para ayudar a los animales a mantenerse en contacto después del anochecer.

 

No hay dos jirafas iguales

Las manchas de una jirafa son muy parecidas a las huellas dactilares humanas. Cada jirafa tiene un patrón de manchas único. No existen dos jirafas iguales, algo que pueden utilizar los científicos para identificarlas tanto en estado salvaje como en cautiverio. Estas manchas varían en tamaño, forma, color y separación entre cada especie.

 

Las jirafas son algo quisquillosas para comer

Se alimentan de 16 a 20 horas al día, pero solo pueden consumir alrededor de 30 kilogramos de follaje durante ese tiempo. Estos mamíferos de dos toneladas pueden sobrevivir con tan solo siete kilogramos de follaje al día. Sin embargo, si bien podemos encontrar en su dieta hasta 93 especies de plantas diferentes, las acacias son su fuente de alimento favorita.

 

¿Cuánto vive una jirafa?

Las jirafas pueden vivir con éxito en la naturaleza durante unos 20 a 25 años con las condiciones adecuadas. De entre los animales que pueden suponer un peligro para su supervivencia se encuentran los leopardos, las hienas y los cocodrilos, pero esto sobre todo ocurre con las jirafas más jóvenes y las enfermas. Eso sí: no son una presa fácil. De hecho, por eso los depredadores suelen atacar a la descendencia y únicamente atacan a los adultos cuando no tienen otra opción porque hay un alto riesgo de muerte.

 

¿Es verdad que el pelo de una jirafa es increíblemente grueso?

Así es. El cabello que forma la cola de una jirafa es aproximadamente 10 veces más grueso que el mechón promedio de un cabello humano. Los puntos distintivos que cubren el pelaje de una jirafa actúan como un excelente camuflaje para proteger a la jirafa de los depredadores. Cuando se encuentra situada frente a árboles y arbustos, el color claro y oscuro de su pelaje se mezcla con las sombras y la luz del sol para distraer a los depredadores. Su único momento de debilidad es cuando beben, pues no pueden vigilar qué se les acerca y son más vulnerables a los ataques.

 

¿Y cómo se defienden?

Su mecanismo de defensa es bastante interesante. Observa el grosor y la fuerza de sus patas y tendrás la respuesta. La patada de una jirafa es poderosa y letal, y así es como se defienden de sus depredadores. Incluso los temibles leones evitan tales impactos porque podrían morir si les alcanza de lleno una patada directa de una jirafa. Las madres, evidentemente, hacen todo lo posible para proteger a sus indefensos descendientes, que son más vulnerables a los ataques de los depredadores.

 

¿Uno de los animales más silenciosos?

Aunque la mayoría piensa que las jirafas se encuentran entre los animales más silenciosos del mundo, emiten algunos sonidos básicos, pero no muy a menudo. Además, la mayor parte de su comunicación tiene lugar en frecuencias mucho más bajas para que la capacidad auditiva humana sea capaz de captarlas. Durante mucho tiempo se pensó que las jirafas no producían sonidos porque no tenían cuerdas vocales, pero esto es completamente inexacto. Las jirafas se comunican a través de sonidos según la situación a la que se encuentren, así como infrasonidos, motivo por el que probablemente nació este mito.

 

Las jirafas tienen la misma cantidad de huesos en el cuello que los humanos

Con sus largos cuellos, ya hemos comentado que las jirafas son los mamíferos terrestres más altos de la Tierra. Pues a pesar de esta impresionante altura, poseen el mismo número de vértebras del cuello que los humanos: siete. La diferencia está en el tamaño de las vértebras: las vértebras de jirafa pueden medir hasta 28 centímetros de largo y cuando se combinan con las otras vértebras y el cráneo, pueden pesar hasta 270 kg.

 

¿Cómo beben agua?

El cuello de una jirafa es demasiado corto para llegar al suelo. Por ello, tiene que extender torpemente sus patas delanteras o arrodillarse para alcanzar el suelo y beber agua. Afortunadamente, las jirafas solo necesitan beber una vez cada pocos días y la mayor parte del agua la extraen de todas las plantas que comen. De todas formas, estos animales conservan muy bien el agua, principalmente porque no sudan ni jadean cuando hace calor.

 

¿Cómo se distingue el macho de la hembra?

Es posible identificar el sexo de la jirafa por los cuernos de su cabeza, por los osiconos o las protuberancias óseas cubiertas de piel. Tanto los machos como las hembras tienen cuernos, pero los de las hembras son más pequeños y están cubiertas de pelo en la parte superior.

 

¿Cómo de larga es su lengua?

Su lengua es realmente impresionante. Las lenguas de las jirafas, como no podía ser de otra forma, son enormes. La longitud promedio es de alrededor de 50 centímetros. Esta longitud le permite usar su lengua para agarrar y enganchar las hojas de los árboles de acacias que sean difíciles de alcanzar, pudiendo obtener cualquier alimento -a nivel vegetal- que esté a su alcance. Dado que las jirafas comen hasta 30 kilos de comida al día, usan mucho la lengua; tanto es así que el color negro de sus lenguas ayuda a prevenir las quemaduras solares, asegurando que puedan comer todo el día sin interrupciones.

(www.muyinteresante.es)

admin

0 Reviews

Write a Review

Entradas